En esta ocasión, el encargo me lo realizó directamente el Restaurante Valdeherrera de Calatayud, los novios querían una Candy Bar para el día de su boda y no tenían ninguna preferencia, así que tuve “barra libre” a la hora de la elección de colores.

Recuerdo que hace tiempo vi una Candy en tonos amarillos que me encantó, así que eché un vistazo a mis chuches y me di cuenta de que tenía gran variedad en estos tonos y como siempre me gusta combinar un par de tonos, decidí mezclarlo con rosa.

Hasta el momento, creo que es una de las Candy Bar mas tiernas que he realizado. ¿Qué os parece?

2014.05.31-IMG_00461

2014.05.31-IMG_00611 

2014.05.31-IMG_00671 

2014.05.31-IMG_0045-21